TABEBUIA ROSEA (Bertol.) A. DC.
Aspecto general y detalle de flores y frutos
Familia: Bignoniaceae
Sinónimos: Tecoma rosea Bertol.
Nombre común: Apamate
Lugar de origen: desde México hasta el norte de Venezuela, Colombia y Ecuador.
Etimología: Tabebuia, de su nombre vernáculo brasileño tabebuia o taiaveruia. Rosea, del latín roseus-a-um = rosado, rojo, por el color de las flores.

Descripción: Arbolito de 6-10 m de altura en cultivo, sobrepasando los 25 m en sus zonas de origen, con la corteza gris oscura, fisurada verticalmente, con abultamientos. Ramillas subtetragonales, lepidotas. Hojas palmatifoliadas, con 3-5 folíolos de elípticos a elíptico-oblongos, el terminal, de mayor tamaño, de 8-34 x 3-18 cm, los basales, de menor tamaño, de 3,5-25 x 1,4-12 cm, con la base cuneada o redondeada, el margen entero y el ápice de agudo a acuminado; son de textura cartácea o subcoriácea, lepidotos en ambas caras. Pecíolo de 5-30 cm de longitud, los peciólulos de 2-11 cm los de los folíolos mayores y de 0,2-2,4 cm de largo los de los folíolos menores. Inflorescencias en panículas terminales, con brácteas subuladas. Flores con el cáliz cupular, bilabiado, de 11-21 mm de largo, densamente lepidoto; corola tubular-infundibuliforme, de 5-10 cm de largo y 1,5-3,2 cm de ancho en la garganta, de color rosado-lavanda a magenta, incluso blanquecina, con la garganta amarillenta al abrir la flor y más tarde blanca, glabra externamente y pubescente en su interior, con el tubo de 3-5,5 cm de largo y el limbo con 5 lóbulos de 2-2,5 cm, ciliados. Estambres con las tecas de 2,5-3,5 mm, divaricadas. Ovario linear, de 5-8 mm de largo, densamente escamoso. Disco nectarífero cupular, de 2-3 x 3-3,5 mm. Fruto en cápsula linear-cilíndrica, de 22-35 cm de longitud y 0,9-1,5 cm de anchura, atenuado hacia ambos extremos, lepidoto, con el cáliz persistente. Semillas de 7-10 x 28-44 mm, con alas laterales hialino-membranáceas, bien diferenciadas del cuerpo de la semilla.

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas, y tiene un crecimiento mediano. Árbol que exige climas cálidos y bastante humedad en el suelo, así como suelos fértiles. Le perjudican los fríos, por lo que sólo puede cultivarse en Canarias y puntos muy concretos del litoral peninsular.

Obtenga el documento en PDF

PÁGINA PRINCIPAL