ACROCARPUS FRAXINIFOLIUS Wight & Arn.

fotografías cedidas por Jose (Delonix en Infojardin)
zona7_10.jpg (1499 bytes)
Familia: Caesalpiniaceae
Sinónimos: Acrocarpus combretiflorus Teijsm. & Binn.
Nombre común: Mundani, cedro rosado
Lugar de origen: Nativo de la India, Tailandia, Indonesia, Laos.
Etimología: Acrocarpus, del griego akros = extremo, cima, puntiagudo y karpos = fruto, quizás en alusión a los ovarios y frutos largamente estipitados. Fraxinifolius, alude al género Fraxinus (Oleaceae) y del latín folium-i = hoja, por el parecido de las hojas con las de un fresno.

Descripción: Árbol caducifolio de 15-20 m de altura, pudiendo llegar a los 50 en sus lugares de origen, con la corteza de color gris pálido con grandes lenticelas marrones; ramillas jóvenes con tomento fino amarillento. Hojas de hasta 1 m de longitud, bipinnadas, con 3-5 pares de pinnas de hasta 30 cm de longitud, cada una de las cuales soporta 4-9 pares de folíolos subsésiles, ovados, de 4-14 x 2-7 cm, con la base ligeramente oblicua y el ápice acuminado. Cuando son jóvenes los folíolos son pubescentes en el envés y tienen una coloración rosada, tornándose glabros y de color verde pálido en la madurez. Inflorescencias precoces en densos racimos espiciformes de 20-25 cm de largo. Flores con el receptáculo pubescente. Cáliz con 5 sépalos de 3-4 mm de largo, de ápice redondeado, pubescentes, de color verde brillante; corola con 5 pétalos rojos, obovados, de 5-10 mm de largo, agudos en el ápice, pubescentes. Androceo con 5 estambres alternando con los pétalos, anaranjado-amarillentos, exertos. Estilo corto, curvado. Legumbre dehiscente, largamente estipitada, de 8-15 x 1-2 cm, plana, ligeramente torulosa, con un ala delgada a lo largo de la sutura superior. Semillas lenticulares, de color marrón pálido, de unos 6 x 5 mm.

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas. Es un árbol bastante abierto y algo desgarbado en su fase juvenil. Resistente al frío y a la sequía. Requiere suelos fértiles, riegos y exposición soleada. Su madera tiene aplicaciones en contrachapados y acabado de interiores. La dificultad para cultivarlo fuera de su ambiente natural podría ser debida a la ausencia de las bacterias rizobiales adecuadas.

PÁGINA PRINCIPAL