BALOGHIA INOPHYLLA (G. Forst.) P.S. Green
Familia: Euphorbiaceae
Sinónimos: Baloghia lucida Endl., Croton inophyllus G. Forst.
Nombre común: Palo de sangre
Lugar de origen: Australia, Nueva Caledonia, Norfolk, Lord Howe.
Etimología: Baloghia, dedicado al botánico húngaro József Balogh (1750-1781), quien publicó en 1779 un libro sobre plantas medicinales de Transilvania. Inophylla, del griego is, inos = fibra, músculo y phyllon = hoja, por sus hojas rígidas y coriáceas.

Descripción: Arbusto o arbolito de 5-7 m de altura en cultivo, pudiendo llegar a los 25 en sus zonas de origen, con savia rojiza en contacto con el aire, y de ahí su nombre. Corteza de color crema oscuro con marcas y fisuras longitudinales. Hojas opuestas, de elípticas a anchamente elípticas u oblanceoladas, de 4-15 x 2-7 cm, de base redondeada, márgenes enteros y engrosados y ápice redondeado y abruptamente acuminado; son glabras, rígidas y de textura coriácea, de color verde brillante, con una glándula marginal por encima de la inserción del pecíolo, que mide 4-10 mm de largo. Inflorescencias en racimos terminales de flores blanco-cremosas, olorosas, las masculinas y las femeninas en la misma inflorescencia, cada una en la axila de una bráctea pequeña. Cáliz con 5 sépalos ovados, de 3-4 mm de largo, ciliados en los márgenes; corola con 5 pétalos elíptico-lanceolados, de 6-7 mm de longitud. Flores masculinas con numerosos estambres, con los filamentos de 1,5 mm de largo, formando haces. Flores femeninas con ovario cónico, de 2-3 mm de largo; estilo marcadamente bífido. Fruto globoso, de 1,5-2 cm de diámetro, de color castaño en la madurez, separándose en 3 cocos bivalvos; semillas ovoides, de 1 cm de largo, de color marrón oscuro o negro

Cultivo y usos: Árbol de buena sombra que requiere climas suaves, suelos bien drenados y una ubicación protegida, necesitando riegos en verano. Se multiplica por semillas, que deben ser frescas, y también por esquejes. Especie rara en cultivo y propia de colecciones. Los antiguos colonos de Australia utilizaron la savia como astringente y como tinte para muebles y ropas.

 
PÁGINA PRINCIPAL