AZADIRACHTA INDICA A.Juss.

Aspecto general y detalles de frutos, hojas y flores

Familia: Meliaceae.
Sinónimos: Melia azadirachta L.
Nombre común: Margosa, nim.
Lugar de origen: Asia meridional.
Etimología: Azadirachta, de su nombre árabe azadiraht. Indica, del latín indicus-a-um = procedente de la India.

Descripción: Árbol siempreverde de 8-12 m de altura, de copa densa y tronco corto y robusto, con la corteza castaño rojiza o grisácea, fisurada y exfoliándose con la edad. Hojas pinnadas, de 15-35 (-40) cm de longitud, con 3-9 pares de folíolos opuestos o casi opuestos, de ovado-lanceolados a lanceolados, falcados, de 5-9 x 1,5-3,5 cm, con la base asimétrica, el margen aserrado y el ápice largamente acuminado; son glabros, con el peciólulo de 1-2 mm de largo. Pecíolo de 3-7 cm de longitud, subglabro, con la base ligeramente engrosada.  Inflorescencias paniculiformes, axilares, con brácteas y bractóelas lanceoladas, más o menos pubescentes. Flores pequeñas, blancas, fragantes, sobre pedicelos de unos 2 mm de largo. Cáliz diminuto, con 5 lóbulos, pubescente, ciliado en el margen; corola con 5 pétalos libres, linear-espatulados, de 4-6 mm de largo, pubescentes. Tubo estaminal cilíndrico, terminado en 10 apéndices laciniados o redondeados; anteras estrechamente elípticas, ligeramente exertas. Disco anular, fusionado a la base del ovario. Ovario trilocular, con 2 rudimentos seminales en cada lóculo; estilo terminado en 3 lóbulos estigmáticos. Drupa elipsoide, de 1,5-1,8 cm de largo, amarillenta, conteniendo 1-2 semillas

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas, que deben limpiarse y no almacenarse demasiado tiempo, pues desciende el porcentaje de germinación. También puede multiplicarse por esquejes. No soporta el frío ni las heladas. Muy resistente a las sequías una vez está bien establecido. Requiere suelos mejor profundos, arenosos, que drenen bien, con pH de 6 a 8. Su madera es parecida a la caoba, de buena calidad y duradera, utilizándose con los mismos fines. La corteza se emplea en medicina popular local como febrífugo, y de ella se obtienen taninos, fibras y resinas. Sus hojas se emplean como forraje para el ganado y de ellas se obtiene una sustancia empleada para la fabricación de insecticidas naturales. De sus semillas se obtiene un aceite con múltiples usos.

PÁGINA PRINCIPAL